Las seis reglas básicas de la dieta paleo

La paleodieta es sencilla. Por algún motivo hay personas que parecen complicarse la vida con dietas complejas y difíciles de seguir, calculando calorías y pesando proteínas, grasas y carbohidratos gramo a gramo. A estas alturas, tal vez ya no exista UNA dieta paleo única: las variaciones y extensiones sobre la propuesta inicial de Loren Cordain han ido multiplicándose (a veces para disgusto del propio Cordain), pero sus fundamentos siguen siendo válidos y muy simples. Aquí están las seis reglas básicas:

Como dice Cordain, “la paleodieta es la simplicidad misma” y estas son sus reglas, al menos en la versión más purista.

  1. Come todas las carnes magras, pescados y mariscos que puedas.
    Ojo a los matices: carnes magras (con poca grasa) y pescados pescados, es decir, que hayan sido capturados en su hábitat, mejor que criados en cautividad.
  2. Come todas las frutas y verduras no feculentas que puedas.
    Fácil, ¿no? Solo tienes que evitar vegetales con demasiado almidón, como la patata (sí, esa patata, la de la tortilla, la de los platos combinados…).
  3. Nada de cereales.
    Esta es la parte que más puede costar a mucha gente: adiós pan, adiós pasta, adiós kellogs, adiós bollería… Tranquilidad: existen versiones de la dieta paleo con sustitutos y sucedáneos: algunos deliciosos, otros menos logrados y algunos con doble filo. Ya los veremos en próximos artículos.
  4. Nada de legumbres.
    Ya sabes, garbanzos, judías, alubias, lentejas… y cacahuetes (esa leguminosa camuflada de fruto seco)
  5. Nada de lácteos.
    Tarde o temprano llegarás a las leches de almendra o de coco, pero hasta entonces, evita la leche y sus derivados.
  6. Ningún alimento procesado.
    Bueno, podemos discutir qué significa exactamente “procesado” (si aso unas costillas, las estoy procesando y Loren Cordain también asa costillas). No es tan difícil de entender. Básicamente es una forma de ahorrarte líos porque la industria alimentaria camufla muchos de los grupos anteriores (además de un buen número de aditivos artificiales) en eso que llamas comida y ves envuelto en el supermercado.

Más adelante hablaremos de por qué se trata de evitar la ingesta de algunos de estos alimentos y ofreceremos alternativas sanas y ricas para no echar de menos ciertos alimentos que consideras imprescindibles y que no lo son, pero si estás empezando a interesarte en la paleodieta, esto es lo básico.

Foto: Food for sale in the Viktualienmarkt, Munich, Germany. Daderot. Dominio público.

CC BY-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

6 pensamientos en “Las seis reglas básicas de la dieta paleo”

  1. Pingback: Ceo Bolivia

Y tú, ¿qué opinas? Deja un comentario y charlemos sobre esto...