Receta de helado paleo de chocolate: ¡sin leche y sin azúcar añadido!

Posiblemente estamos ante nuestra receta ‘paleo’ favorita hasta la fecha. Existen infinidad de variaciones, pero aquí queremos ofrecerte una de las más sencillas, rápidas y exquisitas opciones: un delicioso y humilde helado de chocolate paleo sin leche ni azúcar añadido.

La base, como verás, es un clásico paleo y vegano: el maravilloso plátano congelado. A partir de ahí, tu imaginación podrá echar a volar, pero para empezar, teníamos que optar por el rey de los helados: el helado de chocolate (con permiso de los helados de fresa, vainilla, limón, pistacho, etc.).

Helado de chocolate paleo con sirope
Helado paleo de chocolate con falso sirope.

Ingredientes

  • Plátanos (muy) maduros: uno grande por persona o dos pequeños.
  • Cacao en polvo: una cucharada por persona (o al gusto).
  • Chocolate negro: una onza por persona de tu chocolate preferido, pero esperamos que sea del 70 % ¡como mínimo! Y estamos siendo condescendientes; tu objetivo paleo es llegar a comer chocolate del 100 %.
  • Para añadir un ‘sirope’ opcional: una cucharada de miel y otra cucharadita de cacao.

Con antelación

  • Varias horas antes de servir, corta los plátanos en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor.
  • Ponlos en un recipiente más o menos plano (una tartera, por ejemplo) y mételos en el congelador. También puedes guardarlos en bolsas de congelar, pero la tartera es más fácil de reutilizar.
  • Al cabo de una hora de congelador ya puedes obtener buenos resultados, pero depende de la potencia del electrodoméstico y siempre es preferible que los plátanos troceados estén muy muy congelados (dos horas mínimo). Si el plátano no está bien helado, el resultado será algo más líquido…
  • TRUCO: En tu día a día, aunque no tengas pensado hacer helado a corto plazo, cada vez que un plátano esté a punto de pasarse de maduro, córtalo y congélalo. Así no se echarán a perder y siempre tendrás lista la base de tus helados y podrás ponerte a preparar helado sin esperas.
Textura del helado paleo e chocolate.
Textura del helado paleo de chocolate.

Preparación

  1. Echa los plátanos congelados en un procesador de alimentos o picadora. Si vas a hacer mucha cantidad, divide la operación en ‘puñados’; si no, la picadora puede procesar mucho los plátanos del fondo mientras apenas toca los de arriba.
  2. Pícalos con bastante potencia hasta que se vayan moliendo. Al cabo de unos segundos tendrán el tamaño de granos de arroz.
  3. Cuando esten bastante picados, en gránulos de pocos milímetros de grosor, añade el cacao en polvo y sigue triturando. ¡Pon atención porque ya casi está!
  4. En un instante, el plátano ‘granulado’ se transformará en una bola de pasta cremosa. ¡Ya está listo!
  5. A continuación, sirve tu helado de chocolate en un cuenco.
  6. Ahora trocea con un cuchillo tu onza de chocolate (muy) negro para decorar y para que sirva de tropezones crujientes.
  7. Decora al gusto: puedes añadir un par de hojas de menta fresca, unas fresas en rodajas, frutos secos o un falso sirope (una cucharada de miel con una cucharadita de cacao).
Helado paleo de chocolate.
Helado paleo de chocolate.

Como te hemos dicho, esta receta es solo un básico. En cuanto la hagas una vez, te darás cuenta de lo fácil que es jugar sobre esa base de los helados congelados. Casi al final del proceso de triturado, puedes añadir unos frutos secos y terminar de mezclar: las avellanas y los anacardos dan un resultado exquisito. Si te gusta aun más dulce (aunque los plátanos ya son muy muy dulces) puedes echar una gota de estevia, miel o sirope de arce o ágave. Quizá quieras explorar con toques más atrevidos, como añadir al final unas escamas de sal o alguna especia picante, tal vez quiera decorar con semillas, frutas deshidratadas o frutas frescas…

Ausencia de helado paleo de chocolate.
Ausencia de helado paleo de chocolate.

¿Ya has probado esta receta o alguna otra de helado paleo o vegano? Si acabas de descubrir esta receta, no dudes en contarnos el resultado y si te gusta, recuerda que tienes el deber paleo de compartirla y difundirla. ¡Algo así de bueno tiene que ser para todos!

Fotos: Por supuesto, la receta y todas las fotos son de uso libre, pero debes ser amable y mencionar que las tomaste de RevistaPaleo.com. También debes, por favor, compartirlas con las mismas condiciones.

Licencia Creative Commons
Helado paleo de chocolate. por RevistaPaleo.com se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

CC BY-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

8 pensamientos en “Receta de helado paleo de chocolate: ¡sin leche y sin azúcar añadido!”

  1. Propongo poner nibs de cacao crudo en lugar de los trocitos de chocolate, estos si que son 100% cacao y sin nada más añadido. Ya me contaréis.

    Ah! Ahora me suscribo a vuestro blog.
    Gracias.

    Salud,
    Martina

    1. Pues nos parece una idea fantástica, Martina. ¡Nos encantan los nibs de cacao!
      (Por cierto, disculpa la tardanza en responder: se nos había escapado tu comentario. Mil perdones)

  2. Hola, recién estoy comenzado con la dieta paleo, por recomendación de un doctor de dejar tantos alimentos con harinas, azúcar y grasa que consumimos con mi familia.
    Me he comprado el libro del dr. Cordain y estoy aprendiendo millones de cosas que me hacen pensar seriamente en la salud de todos. Estoy contenta porque las comidas paleo son riquísimas y hoy hice mi primer helado paleo con base a las bananas congeladas: dos bananas, una manzana, dos dátiles remojados para endulzar y un toque de canela en polvo. Salió buenísimo y mi niña de 11 años no lo podía creer. Ahora voy por otros helados, gracias por esta idea. Saludos!!!

    1. Qué buena pinta tiene tu propuesta, Victoria. ¡La probaremos!
      Disfruta de esta dieta, que es todo un estilo de vida, tanto como nostros.
      Un saludo…

  3. Hola! Me encanta la receta. En casa no tengo picadora y mi batidora es normal, no es la de vaso. Es posible hacer esta receta sin estos utensilios

    1. Vaya, gracias por tus palabras… Me temo que con una batidora normal puede ser muy difícil o imposible, pero si haces un intento y sale bien, ¡cuéntanoslo, por favor! 😉
      ¡Un abrazo, Pilar!

Y tú, ¿qué opinas? Deja un comentario y charlemos sobre esto...