Crema de coliflor (y algunos datos sobre los pezones masculinos)

¿Hace frío? ¿Apetece una sopita, un caldito, una cremita? ¿Alguna otra cosita calentita y con sufijo diminutivo? ¿Y además quieres aprender algo sobre los pezones? Entonces, esta receta es para ti…

Si vives en el hemisferio norte y empiezas a sentir las temperaturas del invierno, te dejamos una de nuestras recetas básicas, económicas y rápidas para meterte algo reconfortante entre pecho y espalda en estos días en los que podemos cortar cristal con los pezones.

¿Sabías que los pezones, en concreto la presencia de pezones en los machos de mamíferos, fueron una de las piezas que llevaron a Darwin a montar el puzzle de la Evolución? Habla varias veces sobre ellos en su segundo libro, El origen del hombre, porque su presencia en los machos le parecía "un hecho muy curioso": hoy, algunos científicos les quitan importancia y sugieren que los hombres tienen pezones simplemente porque las mujeres tienen pezones. Si bien, sigue siendo llamativo y poco conocido el hecho de que, bajo ciertas condiciones, algunos hombres pueden producir leche y, sí, dar el pecho.
Crema de coliflor
Crema de coliflor

Y aquí, la receta.

Ingredientes

  • 1 coliflor
  • 3 o 4 patatas
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • sal
  • aceite
  • agua
  • Un limón y una naranja

Elaboración

  • corta la cebolla en láminas
  • calienta un chorro generoso de aceite en una olla
  • añade la cebolla y deja que se dore a fuego suave
  • mientras se hace la cebolla, pela y trocea el calabacín y las patatas
  • limpia la coliflor y trocéala también
  • cuando esté casi hecha la cebolla, añade el diente de ajo para que se dore un poco
  • a continuación, añade el resto de ingredientes troceados y cubre con agua
  • añade algo de sal y la hoja de laurel
  • tapa y deja que se haga a fuego lento hasta  que todos los ingredientes estén tiernos
  • cuando la patata esté blanda, retira la hoja de laurel
    separa los ingredientes sólidos del agua, pero no la tires, guarda ese rico caldo
  • pasa toda la mezcla, sin el agua, por la batidora hasta que quede muy, muy cremosa, sin grumos
  • aquí puedes añadir la sal y el aceite al gusto
  • aquí ya tienes una primera versión de la crema lista para consumir, pero tendrá textura de puré: si la quieres más ‘fina’ ve añadiendo chorritos del caldo que has apartado antes hasta conseguir la consistencia deseada, más espesa o más suelta, al gusto. El caldo que sobre, guárdalo en frío (o congélalo) para próximos guisos
  • para decorar y darle un toque aromático muy especial, prueba con ralladura o virutas de piel de limón y naranja: te sorprenderá.

CC BY-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Un pensamiento en “Crema de coliflor (y algunos datos sobre los pezones masculinos)”

Y tú, ¿qué opinas? Deja un comentario y charlemos sobre esto...