Ocho disciplinas y tres rutinas para un entrenamiento paleo

¿Existe una forma de entrenamiento paleo? ¿O varias? Y si existe, ¿en qué consiste? ¿Qué habilidades debería incluir? Luis Andés empieza sus colaboraciones con RevistaPaleo.com repasando ocho disciplinas que podrían inspirar un modelo de entrenamiento evolutivo o paleo.

Hola, homínidos:

Estoy más contento que Pedro Picapiedra a la hora de comer por tener la oportunidad de escribir mi primer artículo de colaboración para RevisaPaleo.com. Así que, en primer lugar, gracias al culpable.

Voy a explicaros mi visión del entrenamiento paleo, es decir, qué es el entrenamiento paleo y cómo podemos entrenar como verdaderos Homo sapiens.

La premisa fundamental de este tipo de entrenamiento es que sea coherente desde el punto de vista evolutivo.

— Esto… ¿Cuálo?
— ¡Evolutivamente coherente!
— Y eso, ¿qué quiere decir?

Te lo explico: debería ser un entrenamiento en el que tengamos que usar todas nuestras capacidades, esas que nos han hecho estar en la parte alta de la escala evolutiva. Como humanos somos capaces de correr, saltar, gatear, trepar, agarrar, lanzar, levantar pesos, nadar, etc. Todo un catálogo de habilidades imprescindibles para seguir vivos cuando éramos cazadores/recolectores: o eras capaz de perseguir y cazar al ciervo o no comías; o eras capaz de escapar del oso o te comía.

Eso implica un trabajo de fuerza, agilidad, flexibidad y velocidad de todo nuestro cuerpo en conjunto.

El entrenamiento paleo no debe estar orientado a mejorar sólo una de nuestras capacidades. Una cadena es tan fuerte como el más débil de sus eslabones, por tanto, si de la cadena muscular de mi brazo (por ejemplo) estoy trabajando algunos músculos de forma aislada, estoy desequilibrando la cadena y esta es débil.

El entrenamiento paleo no debe estar orientado a hacerme físicamente atractivo, aunque esa sea una consecuencia lógica del mismo. No soy más fuerte, más ágil ni más rápido por parecerlo.

El entrenamiento paleo debe estar orientado a hacerme mejor humano: mejor cazador, mejor recolector, mejor defensor de la tribu, más útil.

Estoy usando términos poco aplicables hoy en día (cazar, recolectar) pero seguro que veis por donde quiero ir. El entrenamiento paleo debe hacerme más fuerte, más ágil, más veloz y más flexible, permíteme que insista.

Vale, pero ¿qué ejercicio o qué sistema de entrenamiento puedo usar de tantos como hay?

En la variedad está la diversión, es decir, prueba, compara y no te quedes con ninguno.

¿Hacer pesas en un gimnasio es paleo? Pues depende, pero si trabajas pesas en máquinas y no haces nada para convertir esa fuerza en movimiento, probablemente no seas un buen cazador/recolector/a. Tendrás algunos músculos fuertes y bonitos y tendrás otros débiles y menos trabajados fruto de aislar el trabajo en máquinas. Aun peor, tendrás músculos fuertes, pero articulaciones débiles y un rango de movimiento muy limitado. ¿Has visto correr, gatear o trepar a quien solo hace pesas en gimnasio?

¿Me quieres decir, de una vez, qué hago para entrenar paleo? ¡que se me escapa el mamut!

#1. CrossFit

Seguro que se te ha venido a la cabeza el CrossFit. Está de moda, y con razón. Con Crossfit se trabajan de forma bastante completa todas las capacidades del humano como tal. Variedad, fuerza, movilidad, rango articular… sólo tienes que ver un/una atleta de Crossfit.

Las pegas que le veo son que se practica principalmente en gimnasios (aunque puede practicarse al aire libre), que requiere mucho material específico y que no se trabaja demasiado la carrera.

Y es que yo creo que el entrenamiento paleo debería cumplir, si es posible, con otras dos premisas: hacer uso de los recursos que tengamos a nuestro alcance y, muy importante, practicarse en contacto con la naturaleza.

#2. MovNat

Otro método de entrenamiento, que en este caso sí me parece que cumple todos los requisitos, sería el que ahora se conoce como MovNat, Movimiento Natural o Método Natural. Tres nombres para el mismo método que documentó el siglo pasado George Hébert.

Georges Hébert
      ¿De qué se trata? Pues de practicar y mejorar en una serie de capacidades básicas: saltar, trepar, correr, nadar, cargar, lanzar, reptar, nadar, defenderse…

  Un vídeo publicado por MovNat (@movnat) el

En este caso, la gran ventaja para mí es que puedes practicarlo casi en cualquier sitio (entorno natural) en el que tengas una serie de obstáculos/pesos, siempre cumpliendo una serie de normas básicas en cuanto a seguir una progresión que te permita ir ganando fuerza y agilidad e ir mejorando tus capacidades.

#3. Calistenia

¿Hay más? Desde luego, está la calistenia, muy de moda hoy en día también y que crea cuerpos increíbles con una fuerza admirable. Ejercicios de dificultad técnica elevada ejecutados con peso corporal normalmente en parques ¿los has visto? Hay verdaderos fenómenos.

En este caso la pega que le pondría es que no se trabaja la carrera y, por tanto, no se trabajan aspectos como la velocidad, coordinación o movimiento.

#4. Parkour

Está también el parkour: ¡espectacular! Pero desde mi punto de vista algo incompleto también. En parkour hay mucho trabajo de saltos, mucho movimiento, muchísima coordinación y velocidad pero poco trabajo de fuerza puro (como el que aporta la calistenia). El parkour nació, de hecho, del método natural antes citado.

#5. Paleotraining

Y, cómo no, paleotrainning.

Una versión del método natural practicada habitualmente en centros con recursos como piedras y otros pesos, troncos de madera, etc.

CrossFit vs. Paleotraining

¿No son todas variantes de ese método natural en el que trabajamos TODAS las capacidades con los recursos de que dispongamos? ¿No se complementan unos con otros? ¿Te gusta Crossfit o la calistenia? Adelante, mete sesiones de esprints. ¿Haces parkour? Puedes combinarlo con Crossfit o calistenia para ser un gran cazador.

Otros métodos, muy enfocados en la movilidad pero también bastante exigentes físicamente, entrarían dentro del entrenamiento paleo aunque como complementos, y no como sistema único. Me refiero a Animal Flow, Ido Portal, Acroyoga, etc.

#6. Animal Flow

Animal Flow es un gran modo de ganar control corporal y trabajar a la vez la fuerza, la flexibilidad y el rango de movimiento. Si tienes algún desequilibrio postural o muscular, con Animal Flow saldrá a la luz y podrás corregirlo. Aquí tienes a Mike haciendo una demostración:

#7. Ido Portal

De Ido Portal qué puedo decir ¡movimiento! Y luego movimiento, y después movimiento. Muy en la línea de Animal Flow, el control que demuestra Ido es admirable, puedes ver vídeos en su canal de Youtube , un ejemplo:

#8. Acroyoga

En cuanto a Acroyoga, se trata de yoga acrobático ¿te lo imaginas? Mira.

Como ves, son sistemas con mucho énfasis en la movilidad corporal con los que aprenderás a moverte como un homínido profesional.

En resumen, el entrenamiento paleo ha de ser variado, ha de exigirnos trabajar la musculatura en conjunto, nunca de forma aislada, ha de poderse practicar al aire libre y, sobre todo, debe hacernos más ágiles, más fuertes y más rápidos.

Tres rutinas de ejemplo

Para terminar y salvando las comparaciones con los vídeos anteriores, os dejo tres rutinas mías por si os sirven de inspiración, no es Crossfit, ni calistenia, ni Método Natural… Son variadas. Yo las hago repitiendo series con 1’ de descanso y suelo hacer 10 series, según tu estado de forma podrás hacer más o menos.

Aquí puedes ver que no necesitas mucho material para trabajar tu cuerpo. Ni siquiera necesitas ropa de deporte ¿dónde está esa norma? Un día de paseo por el campo, un árbol, una piedra y a entrenar:

Esta es similar, pero en entorno urbano. Es una rutina exigente por las sentadillas con salto que, si no las has hecho nunca como parte de una rutina así, puede que te hagan sentir algún mareo. Es normal ¡pisa fuerte y listo!

Y por último una que en el vídeo parece poca cosa pero te aseguro que pondrá tus pulmones y tu corazón a trabajar muy seriamente. Velocidad, movilidad (gateo, trepa, saltos) y la fuerza necesaria para ejecutar la rutina. ¿Tienes un parque? Entonces tienes un sitio donde hacer algo así:

Un saludo.

CC BY-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

3 pensamientos en “Ocho disciplinas y tres rutinas para un entrenamiento paleo”

  1. Muy buen post! E visto que pone que hace unos años te estás formando en nutrición y entrenamiento. Yo siempre he hecho deporte y ahora me he quedado sin trabajo. Me gustaría formarme también. Que has estudiado?

Y tú, ¿qué opinas? Deja un comentario y charlemos sobre esto...