La candidata demócrata apoyada por CrossFit ganó en Los Ángeles

Tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses, algunos demócratas y/o crossfitters decepcionados tienen un pequeño consuelo: la victoria de la hispana Nannette Barragán en el distrito 44º de Los Ángeles. Barragán recibió el respaldo de la marca CrossFit y de su CEO, Greg Glassman, además de donaciones del grupo Podesta de relaciones públicas, que defiende los intereses de la marca CrossFit.

No es que CrossFit sea una marca especialmente escorada a la izquierda, pero en la batalla por el distrito 44º de L.A., había algo en juego que movilizó a Glassman, un reconocido defensor del libertarismo, en favor de la canidata demócrata: el candidato republicano mantenía vínculos sospechosos con el mayor enemigo de Glassman y el peor enemigo -marketiniano- del CrossFit: ¡la industria de los refrescos!

Según contaba hace unos días el propio Glassman en Business Insider, el candidato republicano de aquel distrito, Isadore Hall, tenía intereses en lo que se ha dado en llamar “the Big Soda“, la gran industria de las bebidas azucaradas.

Ya os contamos que CrossFit mantiene una lucha sin cuartel contra Coca-Cola y el resto d ela industria del refresco (lee aquel artículo aquí). Ya sea por una cuestión de imagen o por sincera convicción, CrossFit no deja pasar una ocasión sin lanzar alguna pulla contra las bebidas azucaradas.

Así, no era de extrañar que Glassman, The Coach, acabara mojándose en una disputa política en la que podía combatir al candidato amigo de los refrescos.

Según Glassman, antes de la campaña intentó reunirse con Hall para disuadirle de la necesidad de apoyar la normativa que quería incluir etiquetas de advertencia sobre los riesgos para la salud en lso envases de estas bebidas. Al parecer, el republicano canceló abruptamente la reunión cuando Glassman ya estaba de camino, lo cual molestó bastante al empresario.

La candidata demócrata sí se reunió con él y, además, mostró sus coincidencias con Glassman en la lucha contra los refrescos: según Barragán, sus padres, como muchos de sus vecinos y muchos mexicanos padecen graves problemas de salud, especialmente diabetes tipo 2, por culpa de las sodas. De hecho, su distrito padece la mayor tasa de diabetes de todo el estado de California.

Tras esto, Glassman y algunos boxes afiliados, organizaron reuniones animando a los deportistas a apoyar a Barragán frente a Hall, que también ha sido vinculado a la industria del eptróleo y el tabaco. Finalmente, el pasado martes, para alegría de Glassman y muchos crossfiteros, Barragán se hacía con la victoria.

Según Glassman, su apoyo a candidatos que defiendan la salud y luchen contra el azúcar, no ha hecho más que empezar. Si esto es así, y habida cuenta de la afición de Trump por la comida basura, ¿veremos a CrossFit haciendo oposición al nuevo presidente de los EE.UU.?

¿Sabías que…

…Donlad Trump protagonizó un anuncio publicitario para McDonald’s en 2002?

CC BY-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Y tú, ¿qué opinas? Deja un comentario y charlemos sobre esto...