Un pan de plátano paleo se indigesta en el debate político de Australia

Australia es uno de los países donde más impacto social está teniendo la dieta paleo. Ahora, un clásico de los trampantojos paleo, el banana bread, ha llegado al debate político australiano tras su extraña aparición en una campaña institucional del Gobierno. En la primera escena, una joven ofrece un pan ‘paleo’ de plátano y pera a sus compañeros del departamento de Finanzas australiano. El diálogo ha saltado a los medios y a los escaños porque el spot ha sido vapuleado como una de las peores campañas publicitarias que se recuerda en el país oceánico.

Diálogos artificiosos

El departamento de Finanzas australiano, similar a nuestros ministerios de Economía o Hacienda, quería dar a conocer su programa de prácticas entre el público joven. Para ello contrató a una empresa que grabó un anuncio con trabajadores reales en los que una absurda serie de diálogos artificiosos y torpes se van enlazando de manera impostada.

El cachondeo no tardó en llegar y las burlas han terminado por ridiculizar la campaña hasta tal punto que un senador ha pedido explicaciones en el Parlamento.

El banana bread, demasiado fancy

¿Y qué tiene que ver esto con la dieta paleo? Pues resulta que al principio del spot, una joven de nombre Claire ofrece a un par de compañeros probar un «paleopán» de plátano que ha preparado: un compañero acepta la oferta y otra trabajadora la rechaza diciendo que es algo así como demasiado estiloso (“a little bit fancy”) para ella.

El senador James Paterson se sintió sorprendido por la frase y preguntó al Gobierno si no era una campaña demasiado trivial. El Gobierno respondió que quería darle un toque desenfadado precisamente para captar la atención de los jóvenes. El caso es que en medio de la trifulca, David Fredericks, un secretario del departamento que también hace un cameo en el corto, se ofreció a aportar una explicación sobre la misteriosa frase gourmet que se escucha justo al principio del anuncio.

La culpa, ¿de la cocinera?

Según Fredericks, la frase del pan paleo de plátano y pera fue añadida de manera espontánea por Claire, la joven trabajadora que aparenta invitar a sus colegas. El equipo de la campaña pensó que como ella era parte de los graduados en prácticas sabría mejor cómo llegar a otros jóvenes y aceptó la morcilla en el guión.

El senador preguntó a Fredericks si su testimonio exculpaba a la agencia, y Fredericks dijo que sí.

El autor de la frase sobre el pan paleo

¿El problema? Según los medios australianos, la presunta chef paleo Claire nunca pidió incluir esa frase en el guión y, ahora, el resto de sus compañeros sienten cierto malestar por las palabras del secretario. Al final, parece ser que la frase fue sugerida por algún miembro del equipo publicitario y no por la joven trabajadora y el secretario ha tenido que retractarse de su declaración en sede parlamentaria.

Según The Sidney Morning Herald no hay pan de plátano en el menú de la cafetería del departamento de Finanzas. Y aunque lo hubiera, pilla un poco a desmano, así que si quieres saber de qué están debatiendo senadores y diputados australianos. Dado que no conocemos la receta de Claire, te recomendamos —asesorados por nuestra amiga Paleomoderna— esta apetecible receta de banana bread de Fitsters

CC BY-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Y tú, ¿qué opinas? Deja un comentario y charlemos sobre esto...