Archivo de la etiqueta: wok

Henri Rousseau y mi madre son paleos

Me encanta Rousseau. Ya no solo sus obras, que me parecen geniales, también su determinación y su pose vital. Su condición autodidacta, su obsesión por la naturaleza salvaje. Su entereza a la hora de tomar las riendas de su vida y decidir dedicarse a la pintura cuando disfrutaba de una aparente tranquilidad. Tal vez, y solo tal vez, Rousseau era paleo y no lo sabia. Me gusta.

Monos en la arboleda anaranjada, de Henri Rousseau.
Monos en la arboleda anaranjada, de Henri Rousseau.

Su afición a la pintura comienza pasados los cuarenta años. Sin formación académica, nunca estudió bellas artes ni pasó por ninguna academia, su pintura tenía un estilo naif, carente de perspectiva pero muy personal y característico. Me molan sus obras selváticas, llenas de color, con la naturaleza como protagonista. Lo más curioso es que nunca visitó los lugares que pintaba, sus cuadros brotaban de su imaginación. Usaba como referencias ilustraciones de libros, se inspiraba en el jardín botánico o en la casa de fieras de París y tomaba como referencias relatos y vivencias de otras personas que sí habían estado en contacto con esos paisajes.

Esto me recuerda mucho al wok de verduras que prepara mi madre. Ella nunca ha estado china, ni es habitual de este tipo de restaurantes, pero bastó que su hijo pequeño, ese que no come de nada, llegara a casa diciendo que había comido unas verduras deliciosas en el chino del barrio para que ella se pusiera en modo “Rousseau” y creara a su puñetero rollo una maravilla que en mi casa se conoce como wok cañí.

Así es mi madre y así era Henri Rousseau, mágicos y paleos.


Wok de verduras cañí

Wok cañí de verduras.
Wok cañí de verduras.

Para 4 personas

  • 1 brécol
  • 2 zanahorias
  • 200 gramos de judías verdes
  • 3 cebolletas gordas
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 1 pimiento verde
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharada de vinagre de jerez
  • 6 cucharadas de tamari

Elaboración:

  1. Saca los ramilletes del brécol.
  2. Pela las zanahorias y córtalas en rodajas finas.
  3. Quita las hebras de las judías y córtalas en tres trozos.
  4. Elimina el tallo de las cebolletas y córtalas en cuartos.
  5. Elimina la parte más fibrosa de los espárragos y córtalos en tres.
  6. Corta el pimiento en tiras.
  7. Poner abundante agua a hervir y escaldar las verduras durante 1 minuto. Escurre y reserva.
  8. En un wok, también te sirve una sartén grande, poner el aceite de oliva con el ajo picado muy fino. Cuando comience a coger color apartar del fuego y dejar atemperar.
  9. Añadir la miel, el vinagre, el jengibre, el curry y la salsa de soja.
  10. Volver a poner al fuego y dejar que reduzca a la mitad. Incorporar las verduras escaldadas y cocinar durante un par de minutos a fuego vivo.
Wok cañí de verduras.